martes, 16 de septiembre de 2008

"HISTERIAS DESVERGONZADAS EN GRISES TARDES DE FELINOS AMORES"


Todas las ausencias tienen alguna explicación de por medio...

y a veces mis deseos (que son muchos) de seguir la pauta de redactar casi "casi" diariamente, se ven atropelladas de sucesos poco esperados. Este fue el caso. No tengo otra justificación...

(..bueno a veces uno que otro sueñito que coquetea por ahi...).

Es complicado tener mascota cuando vives en un departamento. Los espacios no son suficientes como para que se sientan en total libertad de joderte el jardín cuando no lo tienes. Así que si las ganas te ganan de sentir aquella compañia animal te tienes que conformar con tener tal vez una arañita amaestrada, un ratoncillo en algún rincón o en su defecto algun loro mudo que no le haga mierda la vida a los vecinos.

Nosotros tenemos un gato. Mejor dicho es una gata. Gata siamés. Siamés y diva. Diva y extremadamente mimosa....

Camila es su nombre.
Vive retozando su peludo y redondeado cuerpo felino por toda la casa... desaparece por momentos, y aparece cual fantasma de los lugares menos sospechados en otros... y así se le pasa la vida, entre maullidos agudísimos como agujas en los tímpanos y arañazos a las puertas en los momentos de descanso.

En Lima tuve un gato: Benito. Yo adoraba a Benito por casi los diez años que vivió en casa. Atigrado, cazador y jodido hasta decir basta. Hasta que cierta noche murió en mis brazos, víctima de la vejez y una enfermedad incurable.
... gran tipo este Benito.

Pero me ocupo hoy de Camila.

Y me ocupo desde el jueves que, cansado del trabajo: luego de hacer malabares en la cocina para preparar algo que no me demande mucho tiempo y, brindarles a ustedes lectores fieles y algo "masoquistas" algún relato que alegre sus corazones.

Sentado frente al monitor, con un infaltable café (instantáneo nomás) y muchas ganas, escucho el tipico "miauuuucito" de Camila. Entra a mi habitación y me mira con esa cara de curiosidad innata que sólo ella sabe tener.

Un "Hey Camila... !", suave y bondadoso de mi parte es mi bienvenida.
Un salto acrobático hacia mi escritorio la suya.

Café a la mierda.
Reloj, llaves, billetera y demas sonseras de mi esritorio también a la mierda.
Una catarata oscura navegando sobre mi teclado me hizo mas mierda la vida aún.

Me mira.
Sonríe. Lo juro: sonríe ...y se vá de tres saltitos.

-"Uyyy te mato Camilaaaa...!!"

Como un rayo trato de secar mi húmedo (por no decir empapado) teclado con lo primero que encontré que para mala suerte era mi jean recién lavado. Desconecté el aparato, lo sarandié, lo soplé, lo sequé y tiernamente lo abrazé...

Desde la puerta, la bendita gatita del Señor asomó su peluda cabeza y mirándome me pregunta :
-"¿miau..?"

-"Miau te voy a dar .. ven aqui desgraciada!", grité con todas mis fuerzas mientras salía por los pasillos en busca de la mas sádica de las venganzas. Me dí cuenta que por algo tengo 32 años y no soy el atleta que juré ser en su momento, o que por algo Diosito no me dió cierta agilidad gatuna... ya que Camila me supo bien huir fácilmente.

Regresé y me dispuse a secar la desgracia cafetera que se había convertido mi habitación. Luego de casi 45 minutos decidí que mi teclado estaba seco nuevamente y lo conecto nuevamente.

La "a" redactaba ahora "az", la "s" estaba muerta y la espaciadora brillaba por su ausencia.
Odié a todos los gatos del mundo (menos a Benito). Odié a Don Gato, a los Thundercats y al espadachín de Shrek.

-"¿miau..?", otra vez.
- "Ahora si ", juré. Pero esta gata tiene un cruce con algún velociraptor, o se desmaterializa para aparecer en otro lugar porque en dos segundos ni sabía donde estaba.

Esa tarde Soledad fue a casa.
Le conté histéricamente que mi teclado se fue literalmente a la grandísima mierda y, calmándome me propuso ir a su casa y, en una intervención de emergencia, tratar de revivir al herido en combate...

Y así fué.

Delicadamente, sustraje cada tornillito (también que este aparatito sagrado tenía como 50), lo abrimos muy despacio (para que no le duela) y encontramos la causa del desperfecto:
Café como para calentar un Congreso de Medicina dentro del pobre (y negrito) tecladillo.

Lo limpiamos, secamos, curamos... como los mejores cirujanos...cada milimetro...
Con una secadora trate de eliminar cualquier vestigio de líquido ...

("ya chiquito, ya.. fué solo un sustito.."), pensaba mientras lo ensamblaba nuevamente.

Nos tomamos una cerveza (el teclado y yo, Soledad no bebe) e impaciente regresé a casa para aliviarme y corroborar que fue un susto tan sólo.
Entré al departamento y alli estaba Camila. El teclado me abrazó con miedo...
("ya.. ya.. aqui estoy yo.. no te va a hacer nada")

Lo conecté.
Encendió la lucesita y buenísima señal.
Torcí los dedos muy aliviado y escribo lo siguiente en un bloc de notas de prueba:
"azazazaprlapttamdre!"

¡Carajo!. Si antes no me funcionaban 3 teclas, ahora solo me funcionaban 7 !!!!

Lo miré y con un suspiro, despedí al "negrito" mientras fallecía sin mucho dolor. Siete meses juntos y se acababa todo en un instante.

Un fin de semana escribiendo con un mouse que por ratos imaginaba me gritaba "ya dejame en paz con tanto click!!!".
(imposible escribir de este modo.. la verdad).

Claro, ahora tengo un teclado nuevo.
No es lo mismo claro, "los amores en la vida a veces son solo únicos".

Pero desde aquel día, Camila se tornó muy romántica conmigo.

Por supuesto, que le sigo demostrando el cariño de siempre... total, el mal momento ya pasó... y que iba a saber una indefensa gatita, no?
... pero cuando bebo un café y vuelvo a escuchar esos interminables "miauuu" (como ahora) siento dentro mío un Charles Manson que ni les cuento !!

16 comentarios:

abel arturo dijo...

jaja muy bueno man espero q lokees mi blog jaja alamos

Proyecto María Castaña dijo...

Pepe:
Ahora entiendo la causa de tu desaparición. Las gatas son únicas, y yo tengo una muy especial. Tus crónicas equinas me llevaron hace unos días a relatar la vida de mi querida gatita también en primera persona. Pero eso es para la entrada de la semana que viene... no voy a adelantar ni media palabra.
Pensa en positivo: el teclado debe ser de los adminículos más baratos de la computadora, uno nuevo es siempre mucho más veloz, no se le ha juntado pelusa entre las teclas, no se han borrado letras... es como pasar de tocar un piano de cantina a hacerlo en un Steinway y, por supuesto, te sentís concertista y no carpintero. Cambiar un mouse o un teclado es siempre una experiencia placentera, por más nostalgia que sintamos por los viejos aparatos. Siguiendo con mi espíritu positivo, creo que tu gata siamesa te hizo un favor: los felinos son más inteligentes que los humanos, lo que hizo fue a propósito. Cuando te dijo "miau", te explicó todo pero vos no la entendiste, amigo.
Me alegra que los vientos de la tecnología soplen de nuevo a tu favor y tengamos tus historias de nuevo.

P.E.P.E. ® dijo...

abel:
gracias por darte la vuelta, siempre es bueno tener un "compatriota" cerca... un saludo.. prometo pasar por tu blog..

Paula:
bueno, viendolo desde ese punto de vista. te doy la razon, lo nuevo siempre trae consigo como una sensación nueva.. lastima ni la sienta porque el teclado que uso ahora es de la época de las Pentium II.. pero para mi lo "funcional" (como quien dice)
pero sabes...
lo he analizado, creeme.. cada "miau" bendito...
y mas bien me parece un "te jodi?"...

un beso y un saludo
Gracias por siempre estar por aqui

Sergio dijo...

Camila me conto otra historia...

P.E.P.E. ® dijo...

Sergio:
... y no te va a decir la verdad.. tiene que hacer meritos no?

YOR dijo...

Ayer mude lo último que me quedaba por mudar a la nueva y refulgente casa: Mis tres gatos: Carla (15 años), Tito (5 años), Lalo (1 año).
Conduje desde mi casa vieja a la nueva en un mar de ojos y maullidos de dolor y angustia. Al llegar bajaron desconfiados y olisquearon todo. Ahora ya están felices (en menos de 24 horas!).
La casa es nueva y tiene revestimiento de machimbre por todos lados… los dueños son RE quisquillosos con el cuidado de su casa arrendada, y yo mudándome con 3, SI 3 GATOS!: Ayer les corté las uñas a los tres… será un hábito semanal.
Sobre gatos podríamos hablar horas, el Minino fue mi primer mascota, yo no sabía hablar aún pero todavía me acuerdo de su cara y colores.
Por Benito y Minino que ya no están, por Camila, Carla, Tito y Lalo, arriesgo uno y mil teclados, doscientos machimbres y trescientas casas, con tal que me dejen, auque más no sea, extasiarme con su felino caminar…

P.E.P.E. ® dijo...

YOR:
.. y ya q tienes 3 gatos...
una mas te haria daño?
(envuelta en papel regalo, con moño y vacunadita..)
jeje

un saludo

Anita dijo...

Yo soy más de perros que de gatos aunque tb he tenido alguno que otro. Uff en un solo post nos brindas un recuerdo del pasado (Benito), una "compañera de piso" presente (Camila), una operación a vida o muerte (tu teclado)... Una historia muy completa, jajaja. Me ha gustado!

Gracias por pasar por mi blog. Yo tb seguiré pasando por aqui.

Saludos

ALEXANA dijo...

Qué gata más lista! tenía celos de tu teclado, claro, todo el día tocándolo y "empatallao" con tu pc...y a ella, ni caso.
Y al final logró quitárselo de en medio, lo que no sabía la pobre gatita es que pronto habría un sustituto.

Te devuelvo la visita y que sepas que amenazo con volver ;)
Besos españoles!

Fernando dijo...

jajaja Siempre leo tu blog me gusta leerlo. Una acotación: "sonsera", palabra que me había olvidado. Te cuento que yo tengo un siames que se llama Camilo pero no es tan mimoso, es arisco al mango. Ah pero el es un metrosexual se cree que tiene el perfil de Anubis.
Che una cosa aparte, ya posteé lo que me pediste de Starwars. Y también te he agregado a mi blog http://fercamuniverso.blogspot.com/

PAOLA dijo...

entre maullidos y arañazos, me he acordado de un relato de ficción que voy a subir en estos días.
Creo que los gatitos son las mascotas que eligen a sus dueños, los adoptan o los descartan, asi de rotundos.
me gustó y ya extraño algo nuevo!!! yo me puse aldía
Besos y buen fin de

P.E.P.E. ® dijo...

Anita:
Gracias por darte la vuelta...
(claro, era como un milshake de personajes.. por supuesto uno fallecido pero siempre hay un caido en las historias...)
saludos..

Alexana:
no.. mas que celos.. yo le llamo "simples ganas de joder"
pero bueno. igual hay cariño para la minina...
...amenazas bienvenidas.. un beso

Fernando:
Gracias por la visita..
si, los gatos osn ariscos por naturaleza.. pero mas que eso.. yo lei una vez en una enciclopedia gatuna que "los gatos no se sienten mascotas, sino dueños de sus amos.." por ello, pienso que esta Camilita se dio el derecho de joderme un ratillo...
Y gRACIAS POR el tema de star wars.. lo buscare enseguida...
(lo anduve buscando bastante..)
un abrazo

Paolita:
Gracias siempre por pasar por aqui.
y ya pronto me mando otra entrada.. solo que los fines de semana los aprovecho para entregarme por completo al ocio...jeje
un beso

Sergio dijo...

Camila no esta vacunada pero si es requisito para darle el raje... lo de cortarle las uñas ni mamao con grapa.

**G l a d** dijo...

Mientras que sólo se haya roto el teclado y no quien escribe no hay problema...lo demás es sólo costumbre y maña!! besos

sandro dijo...

yo tenia un teclado que estaba sucio, me demore un dia en abrir los 50 tornillos, lo limpié y cuando lo cerré y ya no funcionaban 5 teclas, entonces dije: ah no! lo abro de nuevo y lo arreglo. esa misma tarde me fui a comprar un teclado nuevo.

verito dijo...

Pepiux claro que me acuerdo de benito era un gato hermozo y grande yo tengo 5 perros y no sabes como lidio con ellos a veces los puteo pero son una parte muy importante de mi vida los amo hay que tener paciencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...