sábado, 11 de abril de 2009

Carta al Carpintero

Querido Carpintero:

Hace una semana supe que cumpliste años: 97 para ser exactos.

¡Qué ganas de vivir que tienes, en verdad! Siempre he de admirar eso en ti.

Desde niño, veía las ganas que le ponías a las cosas; esa fuerza mezclada con tu particular ternura para dejar por terminado todo lo que empezabas.

¿Recuerdas cuando construiste mi primera cama? Sí, aquella que aún conservo en Lima, con sus bordes torneados y aquel celeste con en el que se ocurrió pintarlo. Pudiste haberla barnizado solamente pero, siempre fuiste así de original con todo. Como los juguetes que inventabas para regalárnoslos a mi hermano y a mí.

En aquel mundo de fantasía (que confieso, aún conservo gracias a ti, querido carpintero) eras una suerte de Gepetto tratando de moldear Pinochos sin descanso. Sí, lo sé, te encantaba vernos sonreír, te encantaba que fuésemos siempre niños.

¿Recuerdas aquellas tardes cuando en tus momentos de descanso nos hacías aprender esas pintorescas poesías, las cuales recitábamos para hacer reír a nuestros padres? Cuántos recuerdos de aquellas épocas realmente, cuando las tristezas brillaban por sus ausencias y nos ahogábamos en eternos mares de despreocupación.

Aún recuerdo la primera vez que vi aquella mitad de dedo que perdiste trabajando con una sierra eléctrica. Te confieso ahora: me asustó. Creo que en fondo tú lo sabías, por eso nos hacías con tu mano el jueguito aquel del elefante caminando. Hasta en mi inocencia llegué a envidiar ese pedazo de extremidad faltante, para poder hacer yo el mismo ademán.

¿Y recuerdas que durante buen tiempo no podía pronunciar muy bien tu nombre? Claro, sé que fui muy torpe para eso de aprender a hablar hasta años después. “Tosé” te decía, ¿te acuerdas? Por supuesto que te acuerdas, pues hasta ahora te quedaste con el apelativo de “Tosesito”.

Siempre pensé que ese ojo el cual tenías medio caído era lo que hacía de tu rostro tan confiable a los demás. Como un pequeño guiñe de complicidad, como una muestra de afecto a todos. Sí, a todos, si en el barrio no había nadie que no te quisiera tanto. Y más aún, a pesar de que eras de poco hablar, un par de palabras tuyas y un gesto, bastaban como para te entregáramos sonrisas gratuitamente. Si cuando cumpliste 80 años, aquella modesta fiestecita se transformó en una casa abarrotada de gente sólo para saludarte y compartir contigo. Lo recuerdo bien.

¿Recuerdas la vez que, para ese campeonato de “fulbito” no pudimos conseguir arcos y construiste unos? Me dijiste:”No te preocupes, yo construyo unos de madera…”. Y en 20 minutos los tenías listos de la manera más improvisada y apurada. Que increíble de verdad. ¡Y recuerdas que al primer disparo al arco se partieron en pedazos? Te miré sorprendido y todos en silencio. Me miraste fijamente ¿te acuerdas?, para después soltar una carcajada que contagió a todos los allí presentes. Te escribo esto y no puedo dejar de reírme recordando aquello.

Y es que siempre fuiste así: te podías reír hasta de ti mismo de la manera más inconsciente e irreverente; creo que eso lo aprendí de ti también. Por eso prefiero tomarme las cosas con gracia ahora, así sea el más absurdo de los protagonistas.

Un día me contaste como conociste a aquella negra linda de la cual te enamoraste. Si fue hace mucho tiempo, lo sé. Y te casaste al fin con ella y tuviste dos hijos. Y me contaste también como ella murió cuando el mayor de ellos tenía apenas 4 años. Sé lo que habrás sufrido, más esa parte jamás me la contaste. Jamás te volviste a enamorar, mucho menos casarte. Al menos nadie te conoció otra mujer en la vida.

Te enamoraste una vez, y sólo una.

Y en el fondo sé que cuando ella murió debiste decirle un “espérame” al oído.

Pasó el tiempo y te fuiste lejos. Viajaste al norte y allá te quedaste en casa de tu hijo menor. Sé que sólo te visitaba cuando viajaba a esa ciudad: pero créeme, te extrañaba tanto. Tus juguetes, tus roperos; mis corridas a la salida de la escuela para que me ayudases a fabricar esas maquetas, tus camotes asados que nos convidabas en la tarde, tus historias, tus sonrisas de siempre.

Cumpliste 97 años. Yo hasta ahora no lo puedo creer.

¿Recuerdas que antes de venir a vivir a este país, viaje aquellas 12 horas sólo para visitarte?
Allí te vi, te abracé y vimos fútbol en la TV. Claro que sabes que no me gusta verlo, pero igual no podía dejar de sonreír cuando te sabías el nombre de cada uno de los jugadores. Ya no tenías los mismos movimientos, más si el mismo gesto tierno en tu rostro, a pesar del Parkinson.
Pasé solo unas horas contigo, lo sé.

¿Recuerdas lo que te dije cuando me iba con esos ojos enrojecidos que sabíamos bien disimular? A lo mejor no lo recuerdas, por eso te lo repito (y te lo repetiría eternamente):
“Te prometo que volveré a verte”.

Fuiste el mejor carpintero del mundo.

Fuiste la persona que serruchó cada tristeza en mi cara con cosas tan simples, para convertirlas en esperanza. La que barnizó tantos instantes en mi vida, para hacerla brillante, única y duradera. Fuiste quién torneo esa cabeza de madera que siempre fui, para que siga intentando cada día ser articuladamente mejor.

Fuiste (y eres) el mejor abuelo del mundo.

Recuerda, Te prometo que volveré a verte.

Tu nieto que te adora y agradecerá eternamente...

Pepe.



33 comentarios:

Terapia de piso dijo...

Qué historia, Pepe, conmovedora. Creo que me trasladó un poco a mi propia historia con mi nonno, al cual extraño mucho en la distancia.

Qué bueno leerte.

Saludos muchos.

José Roberto Coppola

Edu y Dami dijo...

Que hermosas palabras!!!
Pase de casualidad por aca y ya me suscribi como seguidor...
Me encantó esta entrada, y mas si se habla de los abuelos!!
Que lindo!!!
Saludos!!!

EDU
Pinamar-Argentina

P.E.P.E. ® dijo...

Estimado José:
Todos tenemos personas a la cual extrañar; mas nosotros que estamos a la distancia.
y que te puedo decir, los abuelos, seres mágicos.
un abrazote

Edu y Dami:
Gracias por pasar por aqui, parece que el hablar de abuelos es síntoma de emoción, como lo es para mi.
saludos hasta la costa.

Libelula dijo...

asu! no se como cai aca, pero fue bravazo.
saludos desde el peru mazamorrero, donde si pudiera, le daria un abrazo a tu abuelo.
bso

Proyecto María Castaña dijo...

Los abuelos, esos seres fabulosos, mucho mejores que cualquier humano. Los verdaderos superhéroes de la infancia. Yo extraño mucho a mis abuelos, sobre todo esa juventud y paciencia que tenían cuando era tan solo una nena. Espero que puedas ver a Tosesito pronto, Pepe. El te debe esperar todos los días, igual que vos.

P.E.P.E. ® dijo...

Libélula:
heyyy gracias!, que bueno tener un compatriota por aqui. Espero pronto estar por allá.
Obvio, si vez a mi abuelo dale 1000 abrazos; generoso los recibirá con gusto.
Muchisimos saludos

P.E.P.E. ® dijo...

Paula:
Gracias por los deseos.
Si, los abuelos son esos jovenzuelos eternos, tienen el secreto que aún no quieren contar...
Y estoy deseando tanto volver a ver a "Tosesito"

un besote, y gracias otra vez.

BocaDelcielo dijo...

La vida es así, nadie es eterno.

verito dijo...

Muy tierno y conmovedor,pues solo me queda 1 tata viva a la cual veo poco, pero a la cual aprovecho y mimo al maximo en nuestros pequeños instantes por lo lejos que esta,besos pepito.

Artemisia dijo...

me has hecho derramar una lagrima,, imaginate¡¡ una lagrima y para ser la primera ves que te leo,, creo que ya empezamos bien, es muy dificil q alguien me haga lloraR, PERO ME GUSTO MUCHO LA CARTA,, espero venir siempre si me lo permites, visitame tambien..

salu2..

P.E.P.E. ® dijo...

BocaDelCielo:
todos sabemos eso, lo que son eternos siempre son los recuerdos.
(si lo quieres..)
saludos

Verito:
y trata de aprovechar el tiempo con el.
creeme que te durara por mucho esa sensación siempre buena.
un besote verito.
ya nos veremos pronto.

Artemisa:
bienvenida cuando gustes.
la verdad que cada persona tiene historia; conmovedora o no, pero algo que la hace original, absoluta.
un saludo.
prometo pasar por tu blog.

Jota Erre dijo...

Me encantó el post. Muy bueno. Qué seríamos sin nuestros abuelos. Siempre tienen qué enseñarnos.

Pili dijo...

No se puede agragar mucho más...me emociono mucho ademas por que me hizo recordar a mi propio abuelo en su banco de trabajo...muy conmovedora y bella PEPE.

P.E.P.E. ® dijo...

Jota Erre:
Gracias por darte la vuelta,
los abuelos.. maravillosos. saludos

Pili:
al parecer todos tienen una buena historia de los abuelos.
un saludo grande, gracias por pasar

Menda dijo...

¡Qué preciosidad de homenaje!
Te mereces un gran abrazo por ello.

Karina Lizarraga dijo...

Pucha me cagaste Pepillo, esta de PTM, muy tierno, ojala tuviera un abuelo asi, no fui muy pegada a ellos. :( Pero tu historia me conmovio un monton.

Besitos

Sol dijo...

me hiciste llorar por tercera vez!

grrrr

P.E.P.E. ® dijo...

Menda:
te devuelvo el abrazo.
un beso

Karina:
Por yo conoci a Polanquito, tu abuelo y era un tipaso de aquellos... es mas, sin poder hacerlo, se tomo dos cervezas conmigo.je.
un beso Moti.

Sol:
que cuando fueron las otras dos???
un beso sol lunareja

Amanteceres dijo...

Hermoso!! Todos deberiamos tener un abuelo así y a la vez ser un nieto como tú, derrochas amor y adoración por cada reglón.

Enhorabuena!!

Gracias por tu visita.

Un beso.

MARSUS dijo...

cuanta historia de vida , cuantos recuerdos , cuanto AMOR !!
Chabon me has emocionado, mi abuelo que ya no está fue el ser mas maravilloso, importante e influyente en mi vida. Al dia de hoy lo recuerdo todos los dias ..
Es un amor que supera al del padre, no se le compara ni se equipara .. Son los abuelos , son lo màs .

Gracias por tu post y cuando lo
" vuelvas a ver " dale un abrazote de mi parte

Abraxos chabon !!

Marsus

Elmo Nofeo dijo...

Llevas en nombre de tu abuelo y tienes que dejarlo bien en alto,
"Tosesito" no es un Geppeto cualquiera, es casi un San José.

Saludos.

hatoros dijo...

HIJOPUTASOLO UN ABRAZO ENORME PARA ABARCAR AUSENCIAS.GRACIAS POR DARLO

Cerdos y Cerdas dijo...

excelente. merecido se lo tiene.

saludos

Daniela dijo...

Que tierno!!!! y que linda historia!!!
Guarda en tu corazón todas estas sensaciones son el motor de la vida, yo no tuve la suerte de conocer a mis abuelos =(

Saludos!!!

P.E.P.E. ® dijo...

Amanteceres:
Gracias pro tu visita tambien. Y gracias por tus palabras. "Tosesito" es un campeón de verdad.
Saludos.

Marsus:
Lo bueno de los abuelos, es que son eternos.
Gracias por tus palabras, prometo darle no solo un abrazo cuando lo vea.
Saludos.

Elmo:
Me conmueve hasta el alma tu comentario. Mil gracias.
Un abrazo compadre. Ya nos veremos por el Callao.

hatoros:
otro cojonudo abrazo

cerdos y cerdas:
saludos tambien. buen blog el tuyo, recien lo reviso.
nos estamos leyendo.

P.E.P.E. ® dijo...

Daniela:
Dalo por hecho.
Y asi no hayas conocido a tus abuelos, estoy seguro estan contigo siempre.
Un saludote

supuestamente "PAULA" dijo...

Gracias... Estoy cansada de mí ultimamente. Creo que ser "yo" ya no tiene la misma 'gracia' que antes tenía... Sigo siendo invisible para cualquiera.
Te agrego a seguidores :)

YOR dijo...

Gracias por compartir ese pedazo de tus afectos con nosotros.
Te he disfrutado mucho.

P.E.P.E. ® dijo...

supuestamente Paula:
estee.. no deberias cansarte de ti no?, deberías aprender a disfrutarte. Y estoy seguro que nadie es invisible a nadie. Es cuestion de tiempo vas a ver.
Un beso, gracia spor la visita.

Jorge:
Mi estimado, muchas gracias.
En la vida, lo bueno de cada uno está como para compartirlo. Mi abuelo es de esas mejores cosas que tuve y tendré.
Gracias.
Un gran abrazo Jorgex.

Alphabeto dijo...

Que hermoso homenaje para tu abuelo. 97 años!! Uff.. ya no los hacen como antes.

Eres afortunado por tenerlo tanto tiempo. Los mios se fueron hace mucho.

Un abrazo

PinUp dijo...

PEPE, primero tengo que agradecerte que pasaras por mi rincón, todo un placer!
Qué decir de tu post... pues tengo un amor especial hacia la gente mayor... son cómo mi debilidad...
Me encanta que haya gente que hable así de los que a veces... parecen estar olvidados...
Un abrazo con todas mis fuerzas!!!!

Muaksssssssssssssssssss!!!
Encantadísima!

Grace (corresponsal Domingo Pitingo) dijo...

Que lindo relato pepe me gusto mucho.
Cuánto me he perdido de vivir, me hubiera encantado tener más familia, tener abuelos. Aunque tengo unos tios, lindos, gruñones y pelados, que me regalaron muchas cosas, me llevaron a pasear y aproveche en algunas ocasiones a comerle el queso rallado.
qué lindo de lo q estoy acordándome..
Gracias haberme llevado a ese recuerdo.
Un beso

陳珊妮sammi dijo...

so cooooool!AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...